PARTES DEL CARRO

El carro gallego está constituido por dos conjuntos claramente diferenciados, el chedeiro que es la plataforma en la que se deposita la carga, y el rodado formado por el eje y las ruedas. A continuación se describen brevemente las piezas más importantes del chedeiro y del rodado.

CHEDEIRO

Chedas: son los largueros que dan forma al carro y sobre los que se arman las restantes piezas del chedeiro. Su constitución varía de unas zonas a otras dando lugar a diferentes tipos de carros.

Cabezalla: parte delantera del carro en la que van incluidas las chavellas que sirven para amarrar el yugo. En algunos tipos de carro la cabezalla es independente de las chedas, en otros forma parte de la misma pieza.

Cadeas: son las traviesas que unen las dos chedas conformando, junto con ellas, la estructura del chedeiro. Su número puede variar dependiendo de la longitud y la robustez del carro.

Latas: la estructura formada por las chedas y las cadeas va cubierta por unas tablas, llamadas latas, que forman el piso del carro.

Chumaceras: están en la parte inferior del chedeiro, ancladas en las chedas. Son los conjuntos de piezas que sirven de apoyo y guía al eje. Cada una de ellas está constituida por el cloucón, las treitoras y la apeladoira.

RODADO

Ruedas: son muy robustas, están formadas por tres piezas de madera y reforzadas por piezas de hierro. Van unidas al eje con un ajuste con forma de tronco de pirámide cuadrada y giran junto con él.

Eje: está constituido por una sola pieza, por ser móvil es uno de los elementos diferenciadores del carro con respecto a otros sistemas de transporte. Debe ser muy robusto y resistente al desgaste. Es el responsable del cantar característico de los carros.

 

 

partes del carro